Presentación Green Boheme

Green Boheme. La imitación y el respeto de la naturaleza.

El programa para jardines y pórticos producidos con Greenpol, la nueva familia de formulaciones poliméricas a base de polipropileno reciclado y totalmente reciclable.

El programa Green Boheme ha representado para IGAP-GrandSoleil, la gama más avanzada de productos para el jardín y pórticos desde el punto de vista de una imitación realista de la naturaleza, especialmente en la semejanza con las superficies del ratán entrelazado, obtenido gracias al proceso industrial de impresión para inyección y a una generación de tecnología avanzada de moldes. A través del catálogo Verde Boheme, IGAP-GrandSoleil persigue un segundo objetivo aún más ambicioso, reduciendo radicalmente la cantidad necesaria de polipropileno virgen para producir los artículos Green Boheme y similares en comparación a como era hace dos años. Es decir que se redujo radicalmente el contenido de petrolio en estos artículos (oil foot print reduction). Gracias a la nueva fórmula polimérica Greenpol – nuevos componentes poliméricos verdes a base de polipropileno reciclado de envases, desarrollados y patentados mundialmente, a partir del 2012, y en gradual crecimiento, IGAP- GrandSoleil está gradualmente reduciendo el contenido de polipropileno virgen, en una porcentual comprendida entre el 50% y el 100%; sostituyendo estas cantidades con polímero reciclado.

Por lo tanto, IGAP-GrandSoleil ofrece a sus clientes una gama completa de productos "verdes" para el jardín y pórticos, con el objetivo de reducir el impacto ambiental, en términos de su producción y su reciclaje al final del ciclo de vida. Este es el origen de la marca verde Boheme puesto en venta actualmente también en los mercados internacionales, una marca que hace hincapié en el bajo impacto que el material Greenpol tiene en el medio ambiente. Los principales resultados obtenidos gracias a la introducción de Greenpol son los siguientes:

1
Greenpol reduce la necesidad de polipropileno virgen de un 50% a un máximo del 100% (los productos Greenboheme contienen un 75% de Greenpol). En el caso de los sillones y mesas de cafè con la superficie que imita el entrelazado del ratán, son producidos con 100% de este material. Greenpol no es tóxico ni peligroso. No contiene ninguna sustancia prohibida o sujeta a vigilancia (ROHS), y está garantizada como libre de cualquier sustancia de alta preocupación (Substances of Very High Concern -SVHC-), contenidas en la lista específica della ECHA y previsto por las normas legislativas europeas REACH sobre las sustancias químicas.
2
La razón principal por la que Greenpol es una familia químicamente limpia y segura reside en el hecho de que proviene de la regeneración de desperdicios poliméricos industriales de cualquier naturaleza y forma, que de no ser así representaría un negocio verdaderamente peligroso y fuera de control. Greenpol deriva totalmente de la regeneración de poliolefinas (PP y PE), gracias a la diferenciación de residuos que realiza cada hogar europeo y a su regeneración; siempre de acuerdo a la legislación y normas en vigor en los paises europeos occidentales. La mayor parte de estos residuos provienen de botellas y envases de la industria alimentaria y para la higiene individual y de la casa. Es decir que el origen de Greenpol ha ya seguido altos estándares químicos exigidos por las normas europeas. Además, los residuos urbanos de naturaleza poliolefina usados para la producción de Greenpol provienen solo de las áreas geográficas europeas occidentales que siguen las normas nacionales mas severas (Holanda, Alemania, Suiza, Austria, paises escandinavos y 6 regiones del norte de Italia: Piemonte, Lombardia, Veneto, Trentino- Alto Adige, Friuli y Emilia-Romagna).
3
Gracias a las innovaciones ya mencionadas, hechas realidad en la producción del Greenpol, innovaciones que nos han conducido al desarrollo de una familia de compuestos poliméricos de reciclaje, específicamente estudiados para la producción de sillas, mesas y muebles para interiores/ pórticos y jardines, IGAP Spa ha promovido concretamente y calificado el reutilizar residuos sólidos urbanos, convirtiéndolos de ser un problema, a un precioso recurso de gran valor, de poner al servicio de la manufactura de bienes de largo consumo que como ya se ha dicho, son al mismo tiempo productos étnicos (a causa de las severas normas que regulan el desarrollo , la producción, la venta, en el regimen de la seguridad y de la salud pública, asi como la seguiridad y garantía de las prestaciones técnico-funcionales y de la duración de vida de las mismas) y productos estéticos y de diseño de gran mérito, en particular de las superficies hasta el tiempo presente, de hecho, solo el tipo de reutilización declarada, caracterizada por el uso de esta categoria de polímeros se tuvo en el sector agrícola (en particular en tubos y sistemas de irrigación, conductos y compuestos para la agricultura), en el sector de la construcción, en la producción de pallets y contenedores industriales, así como en el sector de bienes raíces y decoración urbana, contenedores para recoger residuos, o en la producción de pequeños objetos, sin exigencias técnicas o estructurales, en particular para amueblar y decorar los jardines, como vasos y floreros. De este modo el concreto uso de los residuos de poliolefina sujetos a la recogida de residuos se acompleta, destinada a finoes mas elevados y a productos de mayor valor; y así se puede cerrar el círculo de un proceso económico sostenible, gracias también al hecho de que todos los productos que utilizan Greenpol son, al final de su vida comercial, una vez mas potencialmente reciclables. En fin, IGAP Spa utiliza en sus plantas Grrenpol, sin generar residuos al final del proceso de producción de los artículos Green Boheme, puesto que ha promovido y convertido en realidad el poder utilizar (start-up en la producción, cambio de color, unidades defectuosas descartadas en el proceso) en la producción de soportes poliméricos especiales que son utilizados para paletizar las sillas apiladas.
4
Los artículos producidos con Greenpol compiten en el mismo nivel de calidad industrial que tienen los productos realizados con polipropileno virgen y completados con el utilizo de cargas minerales de diferentes orígenes, con soporte polimérico o virgen, o a menudo con la regenación de residuos industriales. Esto tanto desde el punto de vista estético de las superficies como de los colores aprobados para las superficies. Lo mismo para las especificaciones técnicas alcanzables gracias al utilizo de Greenpol, en el severo mundo de las sillas y asientos. En particular casi todos los productos pertenecientes a Green Boheme han alcanzado y gozan del certificado técnico para el contract, o de acuerdo ala pervisión de las normas UNI-EN581-1 y UNI-EN581-2/2009 para el contract de exteriores, y de acuerdo a las normas UNI-EN16139/2013 para el contract de interiores. Esto es una realidad también en los sets de sillones y mesitas en imitación de ratán, producidos con el 100% de Greenpol, los cuales están garantizados, a partir de su lanzamiento en el mercado, en la primavera del 2013, con el nivel de certificación contract para exteriores. En fin, también desde el punto de vista del mal olor que se relaciona por lo general con los polímeros regenerados, incompatibles con la producción y venta de bienes de largo consumo, y en nuestro caso específico generado, en particular, por los productos intermedios de los procesos aeróbicos y de descomposición orgánica, Greenpol garantiza el carecer totalmente, no porque los mismos vengan cubiertos o enmascarados, eventualmente con fragancias mas o menos exóticas, sino porque los mismos son eliminados, gracias al proceso patentado de modificación de la matriz polimérica pp/pe de reciclaje regenerado.
5
Los lotes de producción son estrictamente controlados en los laboratorios internos de IGAP spa, siguiendo las normas ISO-9001 que regulan los procedimientos y rutinas de control de calidad y garantizan la trazabilidad de los productos terminados, así como los materiales utilizados. Todos los nuevos productos antes del lanzamiento en el mercado, todos los productos actuales regularmente (al menos cada dos años), se envían a pruebas y certificaciones técnicas, que son realizadas y publicadas por entidades externas de prestigio, y nos permiten obtener la evaluación oficial pertinente desde el punto de vista técnico europeo, del que en parte hablamos anteriormente.
6
Considerado lo anterior en general, gracias a las ventajas descritas y los resultados finales obtenidos, todos los productos de IGAP Spa, perteneciente a la Línea Verde Boheme, y obtenida con el uso de Greenpol, puede ser certificado, en el peor de los casos como nivel Silver, y en el mejor de los casos como en el del conjunto rattan, el nivel de la prestigiosa certificación internacional de productos y procesos de producción ambientalmente sostenible CRADLE-TO-CRADLE (de la cuna a la cuna). Para obtener más información sobre este punto:

https://es.wikipedia.org/wiki/De_la_cuna_a_la_cuna